Qui som

Santo_Domingo_Comunidades_DEIC -Som un grup  de laics DEIC, de la comunitat de dominiques del col·legi “Dominiques de l’Ensenyament de Barcelona” i, entre algunes de les activitats que fem, ens reunim un cop a la setmana, els dilluns a les vuit del vespre, en la capella instal·lada dins del mateix col·legi  del carrer Mallorca, 349, per fer “oració de silenci”

Som persones que volem aprendre a viure conscients, a viure cada moment del dia des de la serenor i des de la pau que neix del propi cor, on habita tota la llum, tota l’harmonia; on viu l’Absolut, la Vida; on habita Déu.

Iniciem la trobada llegint una senzilla introducció o bé practicant alguna tècnica que ens ajuda a silenciar el nostre món interior i, a continuació, restem en silenci una estona (aproximadament uns 20 minuts) intentant escoltar el nostre interior.

Ens inspirem en l’experiència de gent que ha viscut i viu un camí d’interiorització profunda, un camí que ens esperona a viure presents a tot i a tots, un camí de comunió.

És el nostre desig,  que tots aquells que no poden assistir o aquells d’altres que vulguin recollir-se en el seu interior en qualsevol moment tinguin la introducció que fem  com a pas previ al silenci, després d’aquietar-nos, física i mentalment.

Com diu el pare José Fernández  Moratiel, (una persona que va viure aquest camí del silenci i el va compartir amb molta gent) és el nostre desig  apropar el viscut, el que trobem i el que aprenem a les persones que ens envolten; volem transmetre, en la mesura que las paraules ho permetin, el camí que ens apropa a conèixer la nostra profunda intimitat. L’escola del silenci, facilita l’aprenentatge, encara que com afirma ell mateix, “no hi ha un mètode per viure el silenci  en el silenci, sinó que el que existeix és un profund desig del nostre cor”.

Aquestes introduccions al silenci tant sols volen reconfortar i preparar l’esperit per romandre en silenci, ja que el silenci no s’escriu sinó que es viu.

Volem posar al vostre abast la nostre petita aportació desitjant que aquells que viuen el silenci, que coneixen el silenci o volen apropar-s’hi, sentin i puguin, d’alguna manera, viure i SER silenci.

Que la Presència de Déu sigui sempre amb vosaltres.

Jordi i Gloria

senefa

Queridos todos: 

Somos un grupo de laicos DEIC, de la comunidad de dominicas del colegio “Dominiques de l’Ensenyament de Barcelona” y una de las actividades que hacemos es la siguiente. Nos reunimos un día a la semana, los lunes a las ocho de la tarde, en la capilla situada en el mismo colegio de la calle Mallorca, 349, para hacer “oración de silencio”.

Somos personas que queremos aprender a vivir conscientes, a vivir cada momento del día desde una actitud de serenidad, actitud de paz que nace del propio corazón, donde habita tota la luz, toda la armonía; donde vive el Absoluto, la Vida; donde habita Dios.

Comenzamos la oración leyendo una sencilla introducción y algunos días, además, practicando alguna técnica que nos ayuda a silenciar el nuestro mundo interior. A continuación, permanecemos en silencio un tiempo (aproximadamente unos 20 minutos) intentando escuchar nuestro interior.

Nos ayuda, en este camino, la experiencia de persones que han vivido y viven un camino de interiorización profunda, un camino que conduce a vivir presentes a todo y a todos, un camino de verdadera comunión.

Es nuestro deseo que, personas que no pueden asistir a nuestra oración o aquellos que quieran interiorizar en cualquier momento tengan los textos que utilizamos como ambientación e invitación al silencio, después de serenarnos física y mentalmente.

Como dice el padre José Fernández  Moratiel, (un religioso dominico que vivió y transitó este camino del silencio y lo compartió con muchas personas a lo largo de su vida) es nuestro deseo acercar lo que vivimos, lo que encontramos y lo que aprendemos a les personas que nos rodean. Queremos transmitir, en la medida en que las palabras lo permitan, el camino que nos acerca a conocer  nuestra propia intimidad. La escuela del silencio facilita el aprendizaje, aunque como él mismo afirma, “no hay un método para vivir el silencio, lo que descubrimos es que existe un deseo, un anhelo profundo del corazón de vivir el silencio”.

Los textos que leemos al iniciar nuestro encuentro solamente quieren preparar el espíritu para permanecer atentos, en silencio, porque el silencio no se escribe, se vive. Os ofrecemos nuestra pequeña aportación deseando que aquellos que viven el silencio interior, que conocen este camino o quieran acercarse a él, puedan, de alguna manera, vivir el  silencio como camino para SER silencio.

Que la Presencia de Dios esté siempre con vosotros.

Jordi y Gloria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s